/, Nutrición y dietetica, Recetas de cocina, Recetas Fitness/Como hacer tortitas de harina de avena – Receta Fitness

Como hacer tortitas de harina de avena – Receta Fitness

Seguir una dieta o cuidar lo que comes para evitar engordar o para perder peso no tiene que estar reñido con no comer alimentos insípidos. Tampoco hay que saltarse ninguna comida. Ni siquiera la merienda. Solo hay que introducir en ellas alimentos bajos en calorías pero que resulten apetecibles. Por ejemplo, unas tortitas de harina de avena.

Este tipo de tortitas son perfectas para dietas bajas en hidratos de carbono. También para mantener la línea. Y puedes prepararlas tú mismo. Cocinarlas no tiene ninguna dificultad. Solo hay que tener un poco de maña y en un rato estarán listas para que disfrutes de ellas. Por ejemplo, para desayunar o para merendar. Te contamos cómo puedes preparar unas tortitas de avena fitness en casa de manera rápida y sencilla

Qué necesitas para preparar unas tortitas de harina de avena

Obviamente, lo primero que necesitas para preparar estas tortitas es harina de avena. También claras de huevo y un poco de levadura para que las tortitas “suban” un poco cuando se preparen. Y, por supuesto, un poco de sal. Reserva también un poco de aceite de oliva y un bol para hacer la mezcla para las tortitas. Y, también, una sartén antiadherente. Así evitarás que la mezcla se pegue al hacer las tortitas.

Por supuesto, a esta receta básica puedes agregar otros ingredientes, como chocolate puro 0% o un poco de queso batido 0%. Eso lo puedes hacer al gusto. Pero, en este caso, te mostraremos la receta básica de tortitas de avena.

Cómo preparar tortitas de avena fitness

Las proporciones de ingredientes que necesitas para preparar una ración de tortitas de harina de avena son las siguientes: por cada 60 gramos de harina de avena necesitas cuatro claras de huevo, media cucharada de levadura y una pizca de sal. En caso de que no tengas harina de avena pero sí copos, solo tienes que machacarlos hasta hacer harina.

En cuando a las claras de huevo, puedes utilizar las de huevos que tengas en casa separándolas de las yemas. Pero también, si te da pereza, puedes comprar botellas de claras de huevo, que venden en muchos supermercados. En ese caso, de esa botella solo necesitas utilizar el equivalente a cuatro claras.

Cuando tengas todos los ingredientes en tu poder, y con las proporciones correctas, mézclalos en el bol. Hazlo enérgicamente, y procura que no queden grumos ni dejes de remover la mezcla hasta que esté todo bien mezclado. Una vez hecho esto calienta la sartén, en la que habrás echado un poco de aceite de oliva. Extiende bien el aceite, cuya finalidad es evitar que las tortitas se peguen, por lo que necesitas muy poco.

Cuando la sartén esté algo caliente ya puedes echar la mezcla para hacer las tortitas. No tienes que echarla en la sartén toda de una vez, a no ser que quieras hacer una tortita gigante. En vez de eso, echa la mezcla en varias veces, una por cada tortita. Después, dales la forma que quieres que tengan.

Para que no se quemen y queden bien hechas por los dos lados, hay que darles la vuelta pasado un tiempo. Calcula más o menos entre dos y tres minutos desde que echaste la mezcla para cada tortita en la sartén y dale vuelta. Cuando esté del otro lado, espera otros dos o tres minutos. Pasado ese tiempo, las tortitas estarán hechas. Ya puedes sacarlas del fuego y colocarlas en un plato, listas para comer.

¡Esperamos que os gusten y ya nos diréis que tal os han quedado!

Comparte este artículo!