/, Nutrición y dietetica, Recetas de cocina, Recetas Fitness/Receta pizza fitness | ¿Cómo se hace la masa de una pizza fitness?

Receta pizza fitness | ¿Cómo se hace la masa de una pizza fitness?

Preparar una pizza fitness es muy sencillo y el resultado es delicioso. No te prives de una comida que a todos, sin excepción, nos encanta. Sigue leyendo, porque te vamos a compartir unas recetas fáciles para mejorar el valor nutritivo de tus pizzas.

¿Qué tiene la pizza que a todos nos gusta?

La historia del origen de la pizza es tan confusa como imprecisa.  Se cuenta que fue en Nápoles, en el siglo XVII, cuando comenzó a prepararse y a popularizarse en la ciudad la pizza, tal y como la conocemos hoy día. Sin embargo, es una idea gastronómica que existe desde que el ser humano inventó el pan. En la antigua Grecia se preparaban plakuntos, unos panes planos que se cubrían de especias y cebolla, y los persas lo tomaban con queso y dátiles. También los etruscos consumían esta especie de focaccia precursora de la pizza. Así pues, aunque en Italia se hizo popular, la historia de la pizza está ligada a la del ser humano.  Casi podríamos decir que nos gusta tanto porque lo llevamos en la sangre.

La pizza es una comida muy sencilla. Consiste en una masa de pan, redonda, rectangular o cuadrada, sobre la que se colocan distintos ingredientes, siendo los más básicos el tomate y el queso.  La imaginación se puede dejar correr a la hora de preparar una pizza, ya que admite todo tipo de alimentos. Además de dar rienda suelta a nuestra creatividad, esto ayuda a que jamás nos aburramos de comer pizza.  Es un recurso fácil y práctico para cualquier momento: reuniones, cumpleaños, fiestas. No hay margen de error: la pizza siempre está buena y le gusta a todo el mundo. ¡Nos encanta desde que somos pequeños!

La pizza sí es saludable

Sin embargo, a la pizza se la ha encasillado en el grupo de alimentos basura, cuando en su origen es un plato saludable y de gran valor nutricional. Los cereales, como sabemos, se encuentran en la base de la pirámide alimenticia. El pan ha sido erróneamente demonizado por muchas décadas como alimento ligado a la obesidad. Sin embargo, el consumo de carbohidratos supone la principal fuente de energía para el cuerpo y necesitamos consumirlos a diario. Si tomamos una pizza con unos ingredientes variados, estaremos ingiriendo vitaminas, minerales, proteínas, grasas, carbohidratos. Vamos, todos los nutrientes que necesitamos para funcionar correctamente.

Pero, si a priori, la pizza es un alimento súper completo y saludable, ¿por qué se le considera comida basura? Pues el problema no es la pizza en sí, sino el haberla transformado en un producto manufacturado. Las pizzas que compramos, suelen venir repletas de grasas trans, con cantidades desproporcionadas de carne y queso de dudosa calidad. La cantidad de sal es también demasiado elevada y por supuesto, las harinas que se usan son refinadas.  ¿La solución? Preparar nosotros en casa nuestra propia pizza fitness. Es fácil y de verdad merece la pena. Te invitamos a intentarlo con alguna de estas recetas.

Pizza fitness de espelta

¿Qué es la espelta? Es un cereal muy completo, con un montón de minerales y vitaminas y bastante proteínico (14gr. por cada 100gr). Sus hidratos de carbono son de absorción lenta, apenas tiene grasas.

Ingredientes

  • 200 gramos de harina integral de espelta
  • 150 ml de agua
  • Una cucharadita de postre de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal

Reserva un poco de harina para espolvorear en tus manos. Esto evita que se te pegue la masa al trabajarla.

Preparación

En un recipiente bien amplio, juntamos todos los ingredientes y comenzamos a mezclarlos con las manos. Tiene que quedar una bola sin grietas, manejable, que no se pegue. Cuando tengas esta masa homogénea y firme, prepararemos una superficie plana espolvoreando con un poco de harina. A continuación colocamos la bola de masa y empezamos a extenderla con un rodillo. Dale la forma que quieras (o puedas). Después de esto, toca disponer los ingredientes que quieras en la superficie.

Para que sea una pizza fitness, procura que lleve muchas verduras y no te pases con los productos cárnicos o con el queso.  Existen quesos y embutidos veganos con mucha menos materia grasa que los convencionales e igual de sabrosos.  Una vez montada nuestra pizza, la metemos en el horno que habremos precalentado a 180ª. En unos 20 minutos ya estará lista. ¡A disfrutar!

Pizza fitness de avena

La avena es un alimento increíblemente saludable. Contiene un montón de fibra, por lo que es más saciante. También ayuda a disminuir el colesterol malo y es apta para diabéticos y celíacos. Es un alimento perfecto en dietas de adelgazamiento.

Ingredientes

  • 300 gramos de harina de avena (o copos de avena molidos)
  • 200 ml de agua
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

Preparación

En un bol de cocina mezclamos todos los ingredientes con las manos hasta que quede una pasta homogénea. La extendemos sobre papel de horno, dándole la forma que deseemos y la horneamos unos 6 minutos para que tome consistencia. Después, la sacamos del horno y pasamos a la parte divertida: cubrirla con los alimentos que más nos gusten. Juega con los colores y los sabores y recuerda, no te pases con las grasas.  Volvemos a introducirla en el horno a 200ºC durante 20 minutos y lista para comer. Acompaña la pizza fitness de una buena ensalada y tendrás un menú nutritivo, sano y completo.

Comparte este artículo!