//¿Qué diferencia hay entre los alimentos ecológicos y los biológicos?

¿Qué diferencia hay entre los alimentos ecológicos y los biológicos?

¿Son lo mismo los alimentos ecológicos y los biológicos? La respuesta es no. No son lo mismo. Sabemos que son buenos  porque respetan la salud y el medioambiente pero, ¿en qué se diferencian exactamente? A continuación te lo explicamos con todo detalle.

Diferencias entre alimentos ecológicos y biológicos

Hoy día, cuando vamos al super o a cualquier establecimiento de alimentación, encontramos una variedad de productos apabullante. Con infinidad de denominaciones y etiquetas que clasifican los alimentos en función de su origen, propiedades, tipo de cultivo, etc. Y nos entran las dudas ante tanta información. ¿Qué características tienen los alimentos ecológicos? ¿Y los biológicos?

Alimentos ecológicos

Es el término más común y engloba al tipo de cultivo en el que se emplea una producción ambiental apropiada. Esto significa que el proceso de cultivo se lleva a cabo sin explotar el suelo hasta agotarlo. Se respeta en tiempo necesario de regeneración de los terrenos.  Para trabajar de esta manera, se aprovecha el clima de cada estación del año para plantar los alimentos que se adaptan a esas condiciones concretas. Es decir, se cultivan productos según la temporada. Además, las semillas que se utilizan también son ecológicas, lo que significa que provienen de suelos sin contaminar.

Ventajas de los alimentos ecológicos

  • Se emplean buenas prácticas medioambientales
  • Respetan y protegen los recursos naturales del planeta
  • Estimulan un desarrollo sostenible a través del comercio justo
  • Utilizan recursos energéticos renovables
  • Son más saludables ya que cuentan con un mayor valor nutritivo

Alimentos biológicos

El término biológico hace referencia a la biología del producto. Bajo este término se engloban todos los alimentos que no han sido modificados genéticamente. Muchos de los productos que encontramos a la venta han sido alterados para variar su tamaño o su color. Así resultan más atractivos a la vista. Esto es algo que se ha hecho siempre mediante injertos y otras técnicas, para lograr obtener una mejor producción y cosechas de mayor calidad.

Sin embargo, estas alteraciones se llevan a cabo también para conseguir cultivos de vegetales más resistentes que se adapten a terrenos de peor calidad nutritiva o a condiciones ambientales hostiles. Los productos etiquetados como “bio”, se caracterizan por no llevar ningún ingrediente que haya sido modificado.  Implica que no se ha llevado a cabo ningún tipo de intervención sobre el alimento para obtener el resultado final.

Ventajas de los alimentos biológicos

  • Contribuyen a la mejora del patrimonio genético de las diferentes especies
  • Ayudan a la conservación de la biodiversidad del planeta
  • Permiten que se lleve a cabo el proceso natural de selección de las especies
  • Apoyan la preservación y la mejora de la línea genética

¿Merece la pena?

Cada día, aumenta el número de consumidores que escogen productos de origen ecológico o biológico. Es una opción que supone un compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. Además, son una apuesta por una alimentación más sana, exenta de tóxicos, y pesticidas y libre de procesos artificiales.

El único inconveniente de esta categoría de alimentos es su precio. Este suele estar por encima que el de los productos convencionales por lo que no son accesible para todos los sectores de población. Aún así, en España, aumentó el consumo “eco” y “bio” un 40% en los dos últimos años. Así pues, se pronostica que los precios irán bajando a la vez que se estimula el sector de la agricultura.

Beneficios de los productos biológicos y ecológicos

  • Son más saludables
  • No tienen aditivos sintéticos
  • Están libres de pesticidas y antibióticos
  • No contienen organismos modificados genéticamente
  • Son respetuosos y sostenibles con el medio ambiente
  • Son de mejor calidad
  • Respetan la naturaleza
  • Están mucho más ricos

Etiquetado «eco», etiquetado «bio»

Los alimentos ecológicos deben estar señalados por su correspondiente logo. Una hoja formada de pequeñas estrellas es el sello que nos garantiza que el alimento cumple con las exigencias europeas de agricultura ecológica. El etiquetado se otorga a los productos y empresas que cumplen con los requisitos reglamentarios autonómicos, nacionales y autonómicos respecto a la normativa de clasificación de productos alimenticios.

Normalmente va acompañado del nombre del país en el que se ha producido. La etiquetación “bio” también tiene su propio logotipo, que puede variar según la región. En este link tienes un manual práctico para entender los etiquetados sin liarte. Asegúrate de que lo que vas a comprar, lleva su etiqueta correspondiente.

Comparte este artículo!