¿Es verdad que es malo comer carbohidratos por la noche?

//¿Es verdad que es malo comer carbohidratos por la noche?

¿Es verdad que es malo comer carbohidratos por la noche?

Quienes han intentando seguir una dieta en algún momento de sus vidas probablemente conozcan esa recomendación de no comer carbohidratos por la noche. Sin embargo, son ya diversos los estudios que han demostrado los beneficios de esta práctica.

Qué son los carbohidratos

Los carbohidratos o hidratos de carbono son biomoléculas que constan de tres elementos. Estos son el hidrógeno, el oxígeno y el carbono. Comúnmente reciben también el nombre de glúcidos o de azúcares. Sin embargo, los carbohidratos no son exactamente lo que entendemos por azúcar.

La principal función de los hidratos de carbono es la de aportar energía al organismo. De este modo, cuando los ingerimos, se produce la obtención de energía de manera inmediata, así como su almacenamiento. Este aporte energético afecta sobre todo al sistema nervioso y al cerebro.

Este proceso tiene lugar a través de una enzima llamada amilasa. Gracias a ella las moléculas se descomponen y se transforman en glucosa. Y es así como el organismo obtiene el aporte energético que necesita para sus funciones.

Por este motivo, los hidratos de carbono son fundamentales en nuestra alimentación. No obstante, la pregunta es, ¿resulta perjudicial comer carbohidratos por la noche? A continuación conoceremos la respuesta.

Qué sucede al comer carbohidratos por la noche

La cena, igual que el desayuno, es una comida fundamental para nuestro cuerpo. Esto se debe a que nos permite ajustar la ingesta calórica que necesitamos. Además, puesto que durante la noche no ingerimos alimentos durante muchas horas, nos permite prepararnos para ese ayuno.

De acuerdo con los estudios que ahora veremos, parece ser que comer carbohidratos por la noche no resulta perjudicial. Esto se debe a que la energía obtenida no se transformará en reservas de grasa.

Nuestro cuerpo necesita ese aporte energético las 24 horas del día. De noche, aunque casi no nos movamos, los órganos siguen funcionando. E, incluso durmiendo, parece ser que se incrementa el gasto durante la fase REM.

Al comer carbohidratos por la noche nuestro cuerpo utiliza la glucosa para obtener energía. En cambio por el día, la obtendrá a partir de la grasa si no aportamos más hidratos. El aumento de peso se produce porque el consumo calórico se ve incrementado a lo largo del día.

Es decir, si almorzamos y cenamos un plato de pasta, el aumento de peso no se producirá por comer carbohidratos por la noche. Tendrá lugar porque el aporte calórico total es superior. Para controlar el peso habría que cenar verduras y proteínas. Estas tienen muy pocas calorías y un gran poder saciante, respectivamente.

Cómo afecta a nuestro cuerpo comer carbohidratos por la noche

Un estudio realizado por la Universidad de California hizo una comparativa de los resultados obtenidos al ingerir el mayor aporte de calorías durante el día y durante la noche. El primer grupo ingería el 70% de las calorías entre el desayuno y el almuerzo. El segundo lo hacía entre la cena y un snack posterior.

Para la sorpresa de muchos, se comprobó que al comer carbohidratos por la noche se perdía más grasa y menos músculo durante la noche. Esto se debe a que el cuerpo había recibido el suficiente aporte energético para mantener su actividad, sin tener que recurrir al consumo de músculo por déficit de calorías.

Además de este hallazgo, otro estudio llevado a cabo en Jerusalén hizo una prueba similar. Los participantes, que ingirieron una media de 1.400 calorías al día, consumían cerca de un 50% de hidratos de carbono, unos durante el día y otros durante la noche.

Al comer carbohidratos por la noche, no solo mejoraron los niveles de glucosa en la sangre, sino que también lo hizo la sensibilidad a la insulina. Por otra parte, hay una repercusión positiva en la regulación hormonal, así como en la termogénesis, que es la capacidad del cuerpo para generar calor.

La recuperación en el deporte al comer carbohidratos por la noche

Por último, debemos tener en cuenta el entrenamiento físico que se realice, ya que nuestro cuerpo se adapta a nuestro estilo de vida. No es que después de cierta hora aquel decida ponerse en modo descanso, sino que en función de las actividades se adapta.

Así, quienes entrenan, con independencia de la hora, se vuelven más sensibles a la insulina. Se consume la glucosa y aumentan los niveles en los músculos. Por este motivo, para las personas que realizan deporte durante la tarde o después, comer carbohidratos por la noche es imprescindible para realizar la recuperación correctamente.

Como conclusión, si queremos perder peso, es conveniente reducir la cantidad de hidratos de carbono a lo largo del día. Ya que tienen un mayor contenido calórico. Si llevamos una alimentación sana y no nos preocupa nuestro peso, comer carbohidratos por la noche, además de no hacernos engordar, tiene muchos beneficios sobre el organismo.

Comparte este artículo!