Dieta para celíacos | ¿Qué puedo comer y qué no?

//Dieta para celíacos | ¿Qué puedo comer y qué no?

Dieta para celíacos | ¿Qué puedo comer y qué no?

La celiaquía es un trastorno digestivo por el cual se presenta una intolerancia permanente al gluten. Puesto que el único tratamiento existente es una alimentación libre de este componente, si sufrimos de esta patología debemos conocer qué alimentos podemos comer y cuáles no. Para ello, en este artículo hablaremos de la dieta para celíacos.

¿Qué es la celiaquía?

Las personas celíacas presentan una intolerancia al gluten de algunos cereales, como el trigo, la cebada y el centeno. Aunque también pueden presentarse a la avena. Esta patología se caracteriza por una reacción de tipo inflamatorio en la mucosa del intestino delgado.

Esta reacción inmune impide que puedan asimilarse los nutrientes de los alimentos que contienen el gluten. ¿Y qué es? Pues es la proteína del cereal. Al no digerirse daña las vellosidades que se encuentran dentro del intestino, y que son las que se encargan de la función de absorción de nutrientes.

Cuando no se sigue la dieta para celíacos aparecen una serie de síntomas que, además de molestos, pueden poner en riesgo la salud de la persona. Aunque pueden variar según la edad, los síntomas más comunes que suelen presentarse son:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Meteorismo
  • Pérdida de peso y de apetito
  • Retraso en el crecimiento
  • Cuando se trata de niños/as la celiaquía puede afectar al esmalte dental y la fuerza del pelo. En la adolescencia, estreñimiento y dolores de cabeza y, en el caso de ellas, retraso en la primera menstruación. Durante la edad adulta aparecen también problemas de anemia, osteoporosis y dermatitis, entre otros.

Cuál es la dieta para celíacos

No existe ningún tratamiento para la celiaquía. Además, si algo produce un daño a nuestro cuerpo, no resulta lógico establecer modificaciones en él para llegar a tolerarlo. La solución es seguir una dieta para celíacos.

Inicialmente puede suponer un trastorno, ya que debemos comprobar las etiquetas de los alimentos. Sin embargo, una vez que tenemos claro los alimentos prohibidos y los que no, la dieta para celíacos tampoco tiene mayor complicación.

En términos muy amplios, la dieta para celíacos puede incluir cualquier tipo de alimento que sea fresco. Así, no habrá ningún problema con el pescado, la carne, la fruta, los huevos, la leche y los frutos secos crudos. Dentro de los alimentos a evitar estarían el pan, la pasta y cualquier alimento derivado del trigo, la cebada y el centeno.

Es aquí donde reside el problema de la dieta para celíacos. Hoy en día, la cantidad de alimentos que incluyen gluten (trigo) es muy elevada. Cualquier producto de repostería como galletas, tartas o bizcochos lo contiene, así como las pastas. También los productos manufacturados que incluyen harinas en todas sus variantes. Esto es, que contengan almidón o fécula.

Aquellos productos que vienen envasados deben traer especificado si incluyen o no el gluten. De esta manera, la dieta para celiacos puede seguirse sin corres riesgos. Hay que acostumbrarse a leer las etiquetas de los productos; e incluso revisar las de aquellos que solemos consumir con regularidad. No obstante, si tenemos dudas, lo recomendable es siempre no consumir el producto.

¿Y qué sucede si nos saltamos la dieta para celíacos? Cuando se consume algún producto que contiene el gluten en forma aislada, es posible que presente alguno de los síntomas que mencionamos. Debemos tener en cuenta que aunque las molestias puedan ser leves, estamos dañando las vellosidades del interior del intestino.

Listado de alimentos de la dieta para celíacos

Si deseamos conocer con más exactitud los alimentos que se pueden incluir en una dieta para celíacos y los que no, a continuación mostramos un listado.

Alimentos que no contienen gluten

  • Carnes y pescados frescos, tanto congelados como en conserva
  • Verduras, hortalizas y frutas frescas, así como tubérculos
  • Leche y derivados: yogur, mantequilla, quesos, etc.
  • Arroz, tapioca, maíz
  • Azúcar, miel, sal
  • Aceites, vinagre de vino
  • Frutos secos crudos
  • Café, infusiones, refrescos de naranja, limón y cola, bebidas espumosas y vino

Alimentos que sí contienen gluten

  • Trigo, cebada, centeno, pan y todos sus derivados
  • Repostería y bollería industrial: pasteles, tartas, galletas, bollos, etc.
  • Pastas: espaguetis, macarrones, tallarines, etc
  • Productos manufacturados con almidón y fécula
  • Cervezas y otras bebidas fermentadas o destiladas, como el vodka o el whisky
  • Higos secos

En la actualidad podemos encontrar muchas versiones de estos productos en su versión celíaca. Por ejemplos las pastas o la bollería. De esta manera, la dieta para celíacos no tiene por qué mostrar tanta diferencia con la de una persona que no sufre esta patología.

Comparte este artículo!