Dieta paleo | ¿Qué es la dieta paleolítica y para qué sirve?

/, Nutrición y dietetica/Dieta paleo | ¿Qué es la dieta paleolítica y para qué sirve?

Dieta paleo | ¿Qué es la dieta paleolítica y para qué sirve?

Hoy en día podemos encontrar una infinidad de dietas para perder peso y mantenernos saludables. Sin embargo, de lo que se trata es de aprender a comer bien, eligiendo alimentos que se adapten a nuestra fisiología. Precisamente en eso consiste la dieta paleo.

Qué es la dieta paleo

La dieta paleo o dieta paleolítica está orientada al respeto por la fisiología humana. Es decir, la elección de los alimentos se basa en lo que nuestro organismo puede digerir mejor. De esta manera, obtendríamos los nutrientes necesarios y nos beneficiaríamos al completo de las propiedades que nos aportan los alimentos.

Aunque el mundo y nuestras costumbres hayan cambiado de manera radical desde la época del paleolítico, el genoma del ser humano no ha avanzado al mismo ritmo. Por increíble que pueda parecer este sigue, todavía hoy en día, adaptado a las condiciones de aquella época.

La dieta paleo recibe este nombre porque se acerca a la alimentación que nuestros antepasados llevaban. Sin embargo, no dista mucho de lo que en la actualidad entendemos por llevar una alimentación sana, sin ningún tipo de alimentos procesados.

Para qué sirve la dieta paleo

El objetivo de la dieta paleo es aportar a nuestro cuerpo todos los micronutrientes que necesita. De este modo perderíamos peso, se reduciría el dolor en las enfermedades de tipo autoinmune y se mejorarían los lípidos en la sangre.

Algunos ejemplos de males comunes son el cansancio, la pesadez de estómago o los bajones repentinos de energía entre horas. Cuando seguimos este tipo de dieta, los alimentos que ingerimos nos permiten mantener estables nuestros niveles de glucosa en la sangre. Así, además de obtener beneficios a largo plazo, evitaríamos la inestabilidad de sus valores y los problemas de insulina.

Por otra parte, la dieta paleo es también muy popular entre las personas que practican deporte. ¿Cuál es el motivo? Pues que los nutrientes que se ingieren son mejor absorbidos por los músculos y, en lugar de almacenarse como depósitos de grasa, son quemados con la actividad. Por otra parte, la cantidad de energía que nos aportan será mayor que con las dietas corrientes.

Beneficios para los deportistas

Como veníamos diciendo, la dieta paleo tiene muchos seguidores entre quienes practican deporte. YA que los músculos se nutren de la proteína, con esta alimentación estaremos dándoles nutrientes de calidad.

En combinación con este tipo concreto de dieta suele recomendarse la práctica del entrenamiento funcional. Gracias al cambio que se produce en nuestro metabolismo, en un corto espacio de tiempo y a las características de este tipo de entrenamiento muscular, los resultados en nuestra apariencia son también visibles con mucha más rapidez que siguiendo cualquier otra dieta.

La creación de músculo limpio acelera también el metabolismo, ya que aumenta la capacidad para quemar grasa. Y, si queremos, podemos permitirnos algún capricho, sin que eso eche abajo todo nuestro esfuerzo.

Otros de los beneficios de la dieta paleo es la mejora en los patrones de sueño, debido a que el sistema digestivo no debe trabajar de noche para eliminar las toxinas acumuladas por la ingesta de alimentos dañinos. También se produce una reducción de las alergias al fortalecer el sistema inmunológico y se obtiene un efecto antiinflamatorio.

Cuáles son los alimentos permitidos en la dieta paleo

Los alimentos que forman parte de la dieta paleo son:

  • Fruta, verdura y tubérculos
  • Semillas y nueces
  • Carnes procedentes de animales que hayan pastado
  • Mariscos
  • Grasas saludables
  • Especias

Los alimentos a evitar serían los siguientes:

  • Cereales y legumbres
  • Lácteos
  • Alimentos procesados
  • Almidones
  • Azúcares
  • Alcohol

La ingesta de frutas y verduras nos permite obtener una gran cantidad de vitaminas y minerales, así como fitonutrientes y antioxidantes. Gracias a todos ellos nuestro organismo se verá altamente beneficiado y reduciremos la probabilidad de padecer enfermedades.

Con las proteínas magras de la dieta paleo conseguiremos músculos mucho más fuertes y huesos más sanos y resistentes. Además, fortaleceremos también al sistema inmunológico. Por otro lado, ingerir proteínas nos hace sentirnos saciados, así que evitaremos los temidos atracones entre horas.

En cuando a la ingesta de semillas y grasas saludables en forma de aceites, el aporte de omega-3 y de grasas monoinsaturadas reduce los problemas de obesidad y otras patologías como la diabetes o el cáncer.

La dieta paleo, como muchas otras, nos ofrece beneficios para nuestro cuerpo y la salud en general. Puesto que cada persona tiene sus propias preferencias, así como sus principios en cuanto a los alimentos, será cuestión de probar y comprobar por nosotros/as mismos/as si nos convence.

Comparte este artículo!